Smartboutique se trata de un proyecto que ha sido desarrollado de manera coordinada por un grupo de empresas tecnológicas ( Admira, Idneo, Intel, Microsoft y Panasonic ) y con el apoyo de las marcas ( Tous, Desigual, Puig, Munich y Quicksilver) que ofrecieron sus productos para la Smartboutique.

Esta iniciativa coincidió con la celebración en Barcelona del Smart City Expo World Congress 2016. La Roca Village ha sido uno de los escenarios escogidos por la organización para dar a conocer novedades tecnológicas.

¿QUE OCURRE EN LA SMARTBOUTIQUE?

Los visitantes de la Roca Village entran en contacto con la tecnología a través de objetos reales que se mueven a tiempo real en el contenido de las pantallas del escaparate. Está experiencia despierta la curiosidad de los visitantes que les invita a visitar la Smartboutique.

La primera cosa que los visitantes encuentren es un robot que no sólo los saluda también los invita a conectar con la red inalámbrica de la tienda y así experimentar la Smart Boutique al máximo. La atención personalizada se complementa utilizando los perfiles del cliente en las redes sociales para acondicionar la boutique a su gusto, por ejemplo, haciendo que suene en la tienda su música preferida.

La tecnología Light ID es esencial para que los clientes tengan acceso a la información del producto en todo momento. A través de esta tecnología, el cliente puede acceder a la información del producto en un instante. Con sólo señalar su teléfono en el producto, el cliente recibe información relevante sobre el mismo (precio, características, tejidos, unidades disponibles, etc.). También tiene la capacidad de acceder al sitio web de la marca del producto.

Sin un asistente, el cliente puede acceder a información sobre las características del producto, precio e incluso las unidades en stock. Una vez que el visitante interactúa recogiendo el producto, la información del producto y otras estadísticas aparecen en una pantalla. Tan simple como recoger una fragancia y mirar la información que aparece en la pantalla.

La tienda del futuro apuesta de manera clara por las nuevas tecnologías y el papel como soporte de información, tiende a desaparecer. Por este motivo, el visitante ojeará el catálogo a través de una pantalla realizando tan solo el movimiento que se suele hacer al mover una página.

La Smartboutique también incorpora la tecnología de Video & Radio Analytics que es similar a la experiencia proporcionada por Object Analitycs, pero esta vez tomando información y estadísticas de comportamiento del visitante con la experiencia.

El maniquí Smartboutique está usando sólo ropa blanca, pero se proyecta ropa diferente en el maniquí. Esta experiencia es novedosa y llamativa. El visitante siente que la tecnología se está adaptando al sector retail.

Las colas en los vestuarios no tienen que ser aburridas, el cliente puede utilizarlas para obtener información sobre el producto que quieren probar o encontrar productos similares.
Uno puede ver la información tocando la pantalla e incluso podría llamar al asistente para pedir un tamaño diferente.

En la recta final de la compra el cliente puede probarse la prenda seleccionada, se hace varias fotografías que recibe en su teléfono móvil y luego las comparte con su grupo de amigos.

Una despedida adecuada es tan importante como ofrecer al cliente una buena acogida. A través de mupis ubicados en la entrada de la tienda, se reproducen mensajes para dar la bienvenida o despedir a los clientes de la Smartboutique, así cómo reproducir mensajes d’información.

Ver noticia en la Vanguardia aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.