No cabe duda que la tecnología impulsa el desarrollo de la población con la creación de diferentes aplicaciones y dispositivos sobre todo, asociadas al ámbito de la salud. Los investigadores de la Universidad de Salamanca, en colaboración con la Unidad de Investigación del Centro de Salud La Alamedilla de la capital salmantina, han desarrollado un ‘software’ que permite analizar imágenes de la retina y podría servir para diagnosticar diversas enfermedades.

En concreto, el programa valora la información que proporcionan las fotografías de fondo de ojo, mediante las cuales se pueden visualizar al detalle los vasos sanguíneos, que a su vez proporcionan datos relevantes sobre el estado de salud del paciente.

La retinografía proporciona imágenes en color de la retina y actualmente se ha convertido en una prueba habitual en Oftalmología. Pero además de las aplicaciones más inmediatas relacionadas con la salud ocular, la imagen ofrece información acerca de los vasos sanguíneos, que no pueden ser analizados de esta forma en ninguna otra parte del organismo, y que se relaciona con enfermedades como la hipertensión, la diabetes mellitus y otras enfermedades cardiovasculares.

El problema, apuntan los creadores de este nuevo sistema en declaraciones a DiCYT, es que para interpretar correctamente estos datos es necesaria una herramienta informática que automatice el análisis.

La primera versión del software fue desarrollada por investigadores del Centro de Salud La Alamedilla junto a la empresa Flag Solutions, y «medía el grosor de las arterias y de las venas, representándolas en distintos colores», explica Luis García Ortiz, médico de La Alamedilla y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca.

Al medir únicamente dos arterias y dos venas, los investigadores encontraron una buena relación entre las imágenes y el riesgo cardiovascular e incluso con lesiones renales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.