Un dato cierto e importante es que el audio refuerza el mensaje (estadísticamente el 12% de la gente recuerda lo que lee, en cambio el 55% recuerda lo que lee y lo que oye).

Pero esta realidad como siempre depende de diversos factores, especialmente la ubicación, el uso del canal y como no la calidad de los equipos de audio.

Una de las soluciones más efectivas que hemos encontrado son las campanas de audio direccionales, que permiten que el personal del punto de emisión no sufra directamente el audio (como sería en el cash out de los supermercados) y mejoran el mensaje.

Sin duda el factor que frena la proliferación de estos equipamientos son los precios, si bien los utilizamos en instalaciones de digital signage en museos, su precio se vuelve prohibitivo cuando hay que hacer un despliege o rollout muy grande y necesitamos una gran cantidad de dichos equipos.

La buena noticia es que a medida que aumente su uso disminuirá el precio, pero de momento es el pez que se muerde la cola :·)

Añadira a los favoritos de TechnoratiMenéame

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.