Tecnologías hasta ahora estancadas, conocen un nuevo auge con el digital signage

Si bien las tecnologías pueden evolucionar y cambiar de manera fulgurante, también hay otras que parecían estancadas y que han recobrado protagonismo en los establecimientos en los últimos años. Además, debido a la pandemia y la necesidad de mantener las distancias entre los clientes y el personal, algunas de ellas han encontrado acomodo en los soportes audiovisuales, más concretamente en el digital signage.

Los códigos QR, por ejemplo, han renacido en el retail, la restauración y otros sectores. Ofrecen una forma rápida, cómoda e higiénica de obtener información o completar una compra. Suponen además un excelente punto de conexión entre la cartelería digital y el smartphone, que ya se ha convertido en nuestra principal herramienta para vida diaria. Hemos visto que los códigos QR tienen un gran retorno, y ayudan a las empresas a conectar con su público: simplemente hay que escanear y la información llega directamente a nuestros móviles

Por su parte, en la industria de los restaurantes de fast food, la pandemia empujó a las cadenas a utilizar menu boards digitales y ofrecer servicios como el take way o el pickup curside. En los próximos años, al diseñar y construir los nuevos establecimiento, es más probable que las empresas incluyan señalización digital de inicio.

Publicidad dentro y fuera de los establecimientos

También la publicidad exterior está viviendo un nuevo auge. La señalización digital ha evolucionado hasta un punto en el que los anunciantes o patrocinadores pueden personalizar el mensaje para conectarse con su audiencia. El contenido adecuado se entrega a la persona adecuada en el momento adecuado. La interactividad también está evolucionando gracias a la integración de sensores en los soportes de digital signage, aprovechando la inteligencia artificial y la conectividad cloud para llevar contenido específico a audiencias concretas.

Los procesos de compra digital dentro de las tiendas también son una tendencia al alza. Para el minorista, puede significar un importante ahorro de tiempo, ya que se puede requerir menos dedicación del personal para dar servicio a una tienda. Para los consumidores, puede ser una experiencia más eficiente y placentera navegar y hacer su pedido directamente en lugar de esperar en la fila para decírselo a otra persona.

Así con todo, las ventajas de la tecnología móvil entrarán en juego para el mercado del digital signage. Con el paso del tiempo las líneas se desdibujarán, ya que al fin y al cabo un smartphone no es más que digital signage en nuestras manos.