La compañía Tesla, con presencia en 22 países y 160.000 vehículos vendidos, llega a España. La compañía pone a disposición sus modelos X y S. En Madrid y en Barcelona se podrán concretar rutas de conducción para probar los vehículos, famosos por incorporar la función de piloto automático.

Los modelos de tienen un precio de 80.100 euros para el modelo S y el X se vende a partir de 103.100 euros.

La compañía norteamericana ha elegido Barcelona para tener la sede social de su filial en España, denominada Tesla Spain. Según detalla el documento, Tesla Spain tiene como función «la importación, distribución, venta y servicios de vehículos eléctricos Tesla», así como «sistemas de almacenamiento de energía y equipos estacionarios».

Uno de los principales retos para compañía es mejorar la red de cargadores eléctricos del país. Los modelos actuales tienen una autonomía de 630 kilometres para el Tesla X y 450 kilómetros para el Tesla S, por lo que no podrían efectuar largos trayectos con la misma carga.

Uno de los aspectos más esperados y polémicos de la llegada de Tesla a España es el piloto automático. Esta función está homologada y validada en España, por lo que se puede utilizar, pero el conductor debe estar siempre al control del vehículo. Se trata de un asistente a la conducción, no un coche autónomo. La precaución de la compañía, que insiste que el conductor es el responsable del control del vehículo en todos los casos y que siempre debe estar al control del automóvil, llega después de los cuatro accidentes sufridos por conductores que circulaban con el piloto automático.

A pesar de su precio y de que su sistema más atractivo todavía está mejorándose, los responsables de la compañía en España aseguran que no están preocupados por los competidores españoles.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.