Para el estreno de la nueva película de Pixar se ha ideado una creativa e original acción con un tótem que no deja indiferente a nadie.

El pez más famoso de estos tiempos llama la atención con sus enormes burbujas que salen disparadas del tótem digital. En sincronización con el contenido reproducido y gracias a una máquina de burbujas los más pequeños se divierten y se sumergen en la película.

El totem no està decorado con las imágenes de Dory si no que en él encontramos a Hank, el pulpo de la película. Además de hacer pasar un momento especial el panel digital también anuncia el horario de los próximos pases de la película.

Esta campaña está visible en 8 centros comerciales de Francia y en forma de cartel en los autobuses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.