La nueva campaña de mupis creada por Dove ha conseguido llamar la atención en todos aquellos centros comerciales que ha sido instalada. Con su producto Dove Invisible Dry y bajo el claim: «el desodorante que no deja manchas blancas en más de 100 colores» han ideado una campaña que interactúa con el usuario de manera inteligente y de forma mecánica pasiva.

Gracias a la instalación de cámaras en los totéms, la aplicación recoge información a tiempo real y cambia la creatividad en la pantalla dependiendo del color de ropa de las personas que se cruzan en su camino. En el caso de la foto, podemos ver que aparece la chica con el vestido rosa y en la pantalla aparece: «¡Así que rosa, el color que refleja alegría, risa y sensualidad». Además, gracias a la geolocalización, la dirige a la tienda de cosmética más cercana para que se compre el producto.

Esta campaña está instalada en los centros comerciales de Bluewater, Lakeside, Trinity Leeds…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.