La marca de chocolate Scharffen Berger acaba de lanzar una interesante campaña que combina Instagram con Digital Signage en las calles de San Francisco. 

#wonderfullycomplicated es el hashtag que utilizan los usuarios para subir sus propios selfies a los 50 mupis digitales repartidos por la ciudad californiana. Scharffen Berger utiliza estas imágenes para inmortalizar las caras de sus clientes con textos superpuestos que muestran algunas cualidades de sus productos: «I am dark, spicy and mysterious,» o «I am sweet, salty and a little nutty». Otro ejemplo más de cómo la digitalización del medio exterior y las redes sociales pueden integrarse en estrategias de marketing digital, consiguiendo saltar de la pantalla del móvil / ordenador a las calles de cualquier ciudad. Recordemos: el medio exterior es el único medio inevitable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.