Bajó el titular de algo así como «De cabeza a Bruselas», SCNF (una empresa ferroviaria) instaló una cámara en Lyon que permitía a sus paseadores meter la cabeza en un agujero y ver (y ser vistos) por la gente del centro de Bruselas totalmente en directo.

La idea era anunciar la nueva conexión de alta velocidad entre Lyon-Bruselas.

Más allá del ingenio publicitario relacionado con la nueva línea ferroviaria esta campaña nos muestra como se establecen relaciones en directo entre habitantes de distintas partes del mundo.

Hasta ahora esto pasaba en casa, con webcams y demás, pero es interesante ver como a través del digital signage, este fenómeno se puede dar también en las calles.

El hecho de que la conexión se vuelva pública (y por ello también más cotidiana y espontánea) hace que, en cierto modo, visualicemos esta especie de comunicación virtual.

Así que, de alguna manera, hace que seamos un poco más conscientes de nuestra relación con el resto del mundo y convierte el digital signage en una interesante herramienta de comunicación social.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=550bVUzX__A]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.