PPG: El éxito de su expositor interactivo

Hubo un tiempo en que los expositores digitales destacaban con bucles de video o sensores de movimiento que lanzaban llamadas a la acción de audio. Sobre la base de estas características, las experiencias interactivas de digital signage van más allá, con ideas originales para mostrar y ofrecer productos.

No sorprende ver innovadoras marcas que implementan elementos únicos en sus programas de promoción. La tecnología no solo ofrece la capacidad de recopilar datos, sino que la incorporación de elementos de info-entretenimiento entusiasma a los compradores y los fideliza. En última instancia, las pantallas interactivas pueden conducir a una mayor educación del consumidor y lealtad a la marca.

Expositores inteligentes para las tiendas de retail

Desde hace décadas, los quioscos han revolucionado nuestras experiencias cotidianas. Los usamos para pedir comida, pagar el parking o facturar el equipaje, por lo que es fácil olvidar que las pantallas táctiles no siempre estuvieron ahí.

Debido a que la tecnología está generalizada y se usa ampliamente en la actualidad, algunas marcas han mejorado los clásicos expositores con pantallas táctiles para brindarles a los compradores una experiencia igualmente práctica. Los usos a menudo incluyen comprar en un pasillo interminable, buscar información adicional sobre productos o personalizar artículos.

PPG, un fabricante internacional de pinturas, recubrimientos y materiales especiales, reconoció las ventajas de incorporar una pantalla táctil en su expositor de muestras de pintura cuando lanzó su actual programa minorista «Voices of Color«.

Los clientes pueden usar la pantalla interactiva para:

  • Escanear muestras de pintura obtener información sobre cada producto.
  • Previsualizar las combinaciones de color en una variedad de entornos y ubicaciones.
  • Descubrir recomendaciones de color complementarias.
  • Enviarlo por correo electrónico o a un dispositivo como el smartphone.

El exitoso programa de exhibición continúa ayudando a los compradores hoy en las tiendas de todo el mundo.

 

 

En España también podemos encontrar casos de éxito de marcas que aprovechan las ventajas de los expositores interactivos. La empresa de digital signage Admira ha desarrollado góndolas y kioskos digitales para firmas como L’Oréal, Puig, Sephora… aunque quizás el caso más significativo es el de Penhaligon’s, cuyos expositores digitales incluyen aplicaciones y experiencias de personalización de producto.

Y no es el único sector: la agencia inmobiliaria Neinor Homes ha recibido varios premios por la transformación digital realizado en sus puntos de venta, en la cual también ha participado Admira.